Cerezas: pequeñas joyas rojas

27 mayo, 2024

Las cerezas no solo son una fruta sabrosa, sino también un símbolo de belleza y dulzura. Pero, ¿de dónde vienen y cómo obtuvieron su nombre? ¿Listos para descubrir todo lo que hay detrás de estas pequeñas joyas rojas?

Origen y significado

Las cerezas dulces y amargas provienen de cultivares de un número limitado de especies dentro del género Prunus. Su gama indígena se extiende por gran parte de Europa, Asia occidental y partes del norte de África. Se ha consumido en toda su área de distribución desde tiempos prehistóricos.

La palabra inglesa «cherry» nos lleva de vuelta al francés antiguo «cherise», derivado a su vez del latín «cerasum», haciendo alusión a la antigua región griega de Kerasous, cerca de Giresun, Turquía, desde donde las cerezas hicieron su primera entrada triunfal en Europa.

Curiosidades históricas

Las cerezas han dejado su huella en la historia y la cultura de diversas civilizaciones. En la Antigua Roma, Lucius Licinus Lucullus fue el precursor de la pasión romana por estas frutas al importar cerezas cultivadas desde el noreste de Anatolia. Incluso Enrique VIII, tras probarlas en Flandes, introdujo las cerezas en Inglaterra, donde se convirtieron en un símbolo de la primavera y la renovación. Y no olvidemos su llegada a América del Norte, marcando territorio en Brooklyn, Nueva York, bajo el reinado holandés.

Récords y celebraciones

Pero las cerezas no solo llenan nuestros corazones de historia, también han establecido récords y tienen su propio festival.

¿Sabías que Canadá presume de haber horneado la tarta de cerezas más grande del mundo, con un peso descomunal de 39,683 libras?

¡Imagínate la cantidad de cerezas necesarias para tan colosal hazaña! Y no podemos dejar de mencionar el Festival Nacional de la Cereza en Traverse City, Michigan, que desde 1925 celebra estas frutas con actividades que van desde concursos de comer pasteles hasta un desfile con la majestuosa Reina de las Cerezas.

Curiosidad nutricional

Y por si necesitábamos más razones para amarlas, las cerezas nos sorprenden con su perfil nutricional. Con solo 12 cerezas, disfrutamos de un puñado de deliciosos 5.5 gramos de azúcar y menos de 30 calorías, convirtiéndolas en el snack perfecto para satisfacer antojos sin culpas.

En resumen, las cerezas no son solo una fruta sabrosa, sino un tesoro de historia, cultura y nutrición que merece ser celebrado. Así que la próxima vez que muerdas una jugosa cereza, recuerda que estás saboreando mucho más que una simple fruta, estás probando un pedacito de la historia del mundo. ¡A disfrutar! 🍒

iniesta
iniesta

Deja un comentario

NOTICIAS
DESTACADAS